La FAO analiza la transición hacia una agricultura “climáticamente inteligente”

Malawi 94

Malawi (Photo credit: al_green)

El proyecto, de 5,3 millones de euros, fue lanzado en enero de 2012 y tiene un plazo de tres años de duración. ”Con el fin de ampliar las opciones disponibles para los agricultores y ayudarles a que hagan la transición necesaria, creemos que puede ser necesario un aumento de la inversión, tanto de la financiación agrícola tradicional, como de nuevas formas de financiación frente al cambio climático, como el Fondo Verde para el Clima”, señaló Leslie Lipper, al frente del Programa de economía e innovaciones políticas para una agricultura climáticamente inteligente (EPIC, por sus siglas en inglés), que alberga el proyecto.

Los resultados preliminares del proyecto destinado a ayudar a Malawi, Vietnam y Zambia en la transición hacia un enfoque “climáticamente inteligente” de la agricultura indican que algunos campesinos se esfuerzan por adoptar métodos adecuados, mientras que otros están hallando formas de resolver los problemas del cambio climático, como las lluvias tardías. La agricultura y las comunidades que dependen del clima para su subsistencia y seguridad alimentaria, son muy vulnerables a los impactos del cambio climático. Al mismo tiempo, la agricultura, como importante productor de gases de efecto invernadero, contribuye al calentamiento global.

Más información:  mercadosdemedioambiente.com

Advertisements

La PAC, para el que la trabaja

source

Por : Carmen Morán

El reparto de las ayudas al campo que da Europa disgusta a los agricultores. Entre un 75% y un 80% de los 5.160 millones que recibe España se queda en manos del 20% de los beneficiarios. Así, miles de pequeños agricultores reciben entre 500 y 1.000 euros anuales mientras que grandes productores, terratenientes o ganaderos, se reparten ayudas cuantiosas; entre ellos, grandes empresas de la alimentación reciben millones de dinero público. El sistema es legal, pero el reparto cada vez está más cuestionado.Europa está ahora redefiniendo la figura del agricultor, para frenar determinadas prácticas, pero no es fácil. El Tribunal de Cuentas Europeo alertó el año pasado de que el criterio de reparto permitía que se beneficiaran quienes “no desempeñan actividad agrícola o lo hacen de forma insignificante”.
El objetivo es vetar las subvenciones a los “agricultores de salón”

La UE también ha mostrado su preocupación por el reparto de los subsidios entre aquellos que el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha denominado “agricultores de salón”. La Política Agraria Común (PAC), ha dicho en alguna ocasión, “no tiene intención de pagar a agricultores de sofá”. El objetivo ahora, según Ciolos, es evitar que sigan recibiendo ayudas, entre otros, aeropuertos y campos de golf e ir poniendo un tope al dinero que perciben los grandes productores agrícolas.La propuesta europea que se discute estos días veta la concesión de los llamados pagos directos a aquellos perceptores que no alcancen a ingresar por esta vía ni un 5% de su renta total. Se entiende que así quedarán excluidos los que se dedican mayoritariamente a otras actividades que nada tienen que ver con la agricultura o la ganadería. Este límite no se aplicaría a aquellos que hayan percibido menos de 5.000 euros anuales porque pueden estar complementando su actividad habitual con alguna pequeña explotación agraria.

Pero la propuesta no convence a todos. El Tribunal de Cuentas Europeo considera que ese tope dirigido a excluir a “aeropuertos, compañías ferroviarias, inmobiliarias y empresas de gestión de instalaciones deportivas” de los que perciben estas ayudas, “no impedirá que aquellas personas que no ejercen, o solo marginalmente, una actividad agraria se beneficien de los pagos directos”.
El 75% del presupuesto se lo lleva un 20% de los beneficiarios

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) también matizaría este nuevo criterio. Cree que el tope debería establecerse de otra manera, con la vista puesta en la producción: “No deberían recibir ayudas aquellos que ingresen con la venta de sus productos agrícolas menos del 25% de su renta total”. Considera que de esa manera los agricultores de verdad quedarían distinguidos del resto. La organización agroganadera Asaja tampoco está de acuerdo con ese límite del 5% de ingresos que propone Europa, pero por otros motivos. “Puede dejar fuera a algunos agricultores por el hecho de percibir rentas mayoritarias de otros sectores productivos”, dice Ignacio López, director Internacional de Asaja.
                                               el país
López explica que “no debería importar la persona que lo percibe, sino quién genera empleo en este sector, produce y cuida el medio ambiente”. La UPA comparte solo una porción de este razonamiento y pide que en la reforma haya “un filtro para las ayudas a las hectáreas no productivas”.
No es poca cosa ese filtro, porque la reforma que ahora se plantea desvincula de nuevo las ayudas que se perciben de la producción agrícola que se desempeña para relacionarla, sin más, con las hectáreas que se poseen. El miedo de premiar con ayudas la producción agrícola parte de los años setenta y ochenta, cuando el campo y la ganadería fueron excedentarios. Producir más de la cuenta salió caro. Por eso, las reformas posteriores relacionaron los subsidios con las hectáreas declaradas en años precedentes, sin vigilar si después se abandonaban los cultivos (por resumir un sistema que es enormemente complejo). La filosofía era premiar también al agricultor como guardián de espacios verdes, no solo como productor. De ahí los campos de golf y otros pastos.
Con la reforma que ahora se propone no importará siquiera si se cultivó alguna vez. Se tomará un año de referencia, 2014, y las hectáreas de campo que se acrediten entonces. En España hay 38 millones de hectáreas que podrían, de esa forma, percibir fondos. En 2009, optaron a estas ayudas 21 millones de hectáreas y en 2011 casi 25 millones. Europa da fondos para 17 millones de hectáreas en la actualidad. “Con el nuevo sistema cualquiera que tenga una hectárea, haga lo que haga con ella, podrá beneficiarse y eso no puede ser, porque las ayudas se quedarán en manos de quien tenga capacidad de jugar en los mercados, de especular y no entre los agricultores”, dicen en la UPA. “Si el temor es que la producción se dispare, que lo regulen, que lo inspeccionen, pero no se pueden desligar las ayudas de los productores”, afirma el secretario general de la organización, Lorenzo Ramos. Además, dice, “si todo se deja a las hectáreas que se poseen, como el 66% de las tierras están en arrendamiento y no se necesitan referencias de usos históricos, las hectáreas las cobrarán los propietarios”.

Más información : El país Sociedad
Fuente :  El país

Les circuits courts, un autre mode de distribution

Par Sébastien Lantenois, gérant de TerroirBio société établie à Aubagne (Bouches-du-Rhône), spécialiste de la vente par Internet de paniers bio issus de petits producteurs régionaux de toute la France.
AMAPs, paniers, boutiques en lignes ou magasins, les modèles de circuits courts de distribution de fruits et légumes prennent une place importante dans le paysage commercial français. Lancés au début des années 2000 en France, les premiers circuits courts de distribution avaient vu le jour au Japon et en Allemagne dans les années 60 avec pour objectif : moins d’engrais, de pesticide, de transport pour une meilleure qualité des produits.
Développés préalablement sous forme d’AMAPs (Associations pour le Maintien d’une Agriculture Paysanne – un groupement de consommateurs achète à l’avance la production d’un producteur), les circuits courts se sont depuis multipliés aussi bien en nombre qu’en types de structure.
L’AMAP semble passée un peu de mode : le concept d’un panier de composition imposé toutes les semaines montrant vite une inadaptation aux contraintes de la vie urbaine. Une grande part du marché a donc été investie par des structures commerciales (associatives ou non) proposant plus de liberté dans le choix des produits.
Aujourd’hui, le marché est encore en évolution et ce sont des structures type épiceries de quartier (en zones urbaines) ou magasins de producteurs (dans la périphérie des zones de production) qui sont en pleine expansion et semblent le plus en adéquation avec les souhaits des consommateurs. Le développement de ces structures est aussi fortement valorisé par les pouvoirs publics locaux soucieux tout comme une partie de leurs administrés de la stabilité économique de leur territoire.
Mutualisation des transportsLes circuits courts de distribution nécessitent une logistique importante car les productions sont éloignées des zones de consommation. Ce sont les producteurs qui prennent en charge cette logistique dans le cas des AMAPs. Les structures commerciales mettent en place leur propre logistique (équipement en camions, tournée de ramassage des produits…).
Certaines se regroupent pour mutualiser les transports ce qui leur permet de pouvoir élargir leur gamme de produits disponibles et leur zone d’achalandage. Un gros travail logistique est cependant nécessaire à cette filière si elle veut pouvoir se développer d’avantage et conquérir de nouveaux marchés comme la restauration collective.
Les circuits courts représentent aujourd’hui sur Marseille environ 200 tonnes de fruits et légumes par mois dont plus des deux tiers sont produits en agriculture biologique.
Leur positionnement sur des produits bio est une nécessité aussi bien en termes d’image qu’en terme économique. Leur logistique n’étant pas assez développée, il parait inenvisageable de les voir prendre une part importante du marché des fruits et légumes conventionnels (trop de volumes à transporter par rapport à la rentabilité).
Ils prennent par contre une bonne partie du marché des fruits et légumes bio car ce sont des produits de conservation limitée (intérêt des circuits courts) et consommés par une population sensibilisée à l’environnement et à l’économie sociale locale.

Source et plus d’information: Econostrum

COCINA DE PROXIMIDAD KM. 0. GASTROBOTÁNICA.

El martes 8 de mayo, a las 17 h., en el Salón de Actos del Edificio Germán Bernacer de la Universidad de Alicante, en el marco del curso Experto Universitario en dirección de empresas de hostelería, y dentro de las sesiones de la Cátedra Prosegur -con la que colabora el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante- sobre talento directivo, se celebró la mesa redonda sobre “Gestión del Talento e Innovación en la Restauración. Cocina de proximidad, Km. 0. Gastrobotánica”, con una asistencia de 130 personas.
Abrió la sesión el Decano de la Facultad de Económicas y Empresariales de la U.A., Dr. Juan Llopis, que dio la bienvenida institucional a la Universidad a todos los asistentes, destacando la importancia de la restauración en nuestra provincia como uno de los motores del sector turístico capaces de apoyar la salida de la crisis. Decía el profesor Llopis “o inventamos cosas que no sabemos o aprovechamos lo que sí sabemos”, y de restauración sí sabemos y tenemos la obligación de ponerla en valor para convertirla en un foco que potencie el turismo y, por tanto, aporte su grano de arena para combatir la situación aún muy difícil en que se encuentra nuestro país, la Comunidad Valenciana y nuestra provincia.
El primer ponente, Juan Cascant, aportaba su visión de que la crisis actual va más allá de la evidente crisis financiera; es más de modelo económico –decía- y afecta también al modelo gastronómico, que hoy prima los grandes eventos y la alta cocina, obviando la cocina de base, lo que lo aleja de los pequeños productores locales que en estas condiciones tienen muchas dificultades para mantener la actividad.
El minifundio y el labrador trabajándolo forman parte de la esencia de nuestra identidad, y con  su participación en la actividad económica, la alimentación adquiere una dimensión social y cultural –reafirmando el concepto de gastronomía como el estudio de la relación del hombre con su alimentación y el entorno-, pero para eso, Juan reivindicaba la necesidad de una complicidad mucho más evidente entre los productores de nuestra tierra y los empresarios de hostelería, así como el apoyo de los medios, como ocurre en otras tierras, como el País Vasco. ¿Por qué no aquí?, se preguntaba el ponente.
El segundo ponente, Evarist Miralles, del Restaurante el Bollit, representante español en el certamen Bocusse D´or 2012, celebrado en Bélgica, se mostró absolutamente partidario de la cocina con productos de proximidad. Planteaba, como propone en su restaurante, una cocina autóctona y de proximidad basada en el producto tradicional, elaborado con la metodología de siempre –lógicamente sin renunciar  productos complementarios procedentes de entornos más alejados-. Evarist se confesaba muy partidario de la “cocina mediterránea” que es, decía, verdad, proximidad y honestidad.
Fuente y más información: Circulo de Economia de Alicante 

Food tasting promotes natural, local foods and local economy

ROME, N.Y. (WKTV) – If you’re looking to try some foods that are not only natural, but local, then head over to the City of Rome, where Brenda’s Natural Foods at 216 West Dominick Street is holding a food tasting until 6 p.m. on Friday.Cookies, popcorn and yogurt are just a few things that were available for sampling and were not only natural, but many from local farms and manufacturers.

Store owner Brenda Henry says that shopping local is not only good for one’s health, but also helps local farmers and business, boosting the local economy.

Henry says that starting Monday, April 2, the shop will be offering some new items to take with you on the go.

“We’re going to do light lunch options and take out foods. We don’t really have room to sit, but we’re going to have gluten free and regular multi-grain wraps with organic turkey and ham and veggies, veggie wraps, salads,” she said. “I’d like to do a southwest salad and maybe a salad, maybe a cobb salad with eggs. We have local eggs.”

If you’d like to order your own local food, Brenda’s Natural Food Store is a pick-up point for the Foodshed Syracuse, where you can go online and order local produce and meats and pick them up in the City of Rome.

There is also a Foodshed based out of Utica for the city and its surrounding towns and villages. Foodshed offers residents a connection to local farms and producers for organic, natural and local food and products.

Source: WKTV

Access to Good, Healthy Food Should Be a Basic Human Right

Last May, the Prince of Wales gave a speech on sustainability at Georgetown. Many of us who heard it thought it was seminal. First, that it came from a public figure whose pronouncements must be moderate and moderated; second, because it was such a strong, specific statement of principles many of us have believed in and have been working toward for a long time; and third, because, contrary to what pretty much anyone would expect, the speech was written by, not for, him.

I was also particularly struck by Eric Schlosser’s introduction to the speech, as strong a statement as I’ve ever heard or read about food justice, income inequality, and the necessity of thinking about every part of the food system — particularly the people who grow and pick and pack it — when buying food and eating.

More Info and Source: The Atlantic

A Nantes, le panier culture veut donner des ailes aux artistes locaux

En 2012, les constats relatant de la perte de vitesse des ventes des produits culturels sont nombreux et les artistes sont les premiers touchés par cette crise. A Nantes, l’association AP3C propose une alternative favorisant l’émergence d’un circuit court culturel. Avec le panier culture, les adhérents découvriront ainsi les musiques, livres ou spectacles d’artistes locaux qu’ils n’auraient peut-être pas eu l’occasion de connaître par le biais du circuit de distribution classique.

Construire un nouveau modèle économique pour la culture

Le projet trotte dans la tête d’artistes nantais depuis deux ans. L’idée ? Construire un nouveau modèle économique afin de rémunérer les musiciens touchés par la crise du disque. L’association Trempolino, qui forme et encadre des artistes émergents dans la métropole nantaise, a invité ses derniers à réfléchir à une alternative sur la vente de biens culturels. Une phase de réflexion qui a mené à la création de l’association AP3C en septembre dernier.

Plus d’information et source: Innovcity

Short Food Chain

A short food supply chain is created when producers and final consumers realize they share the same goals, which can be achieved by creating new opportunities that strengthen local food networks. It is an alternative strategy enabling producers to regain an active role in the food system, as it focuses on local production – decentralized regional food systems that minimize the number of steps involved and the distance traveled by food (food miles).

This enables small-scale enterprises to establish food supply chains that are ‘independent’ of the wider system. By cutting out some of the intermediary stages between producers and consumers – such as wholesale and distribution – we can rediscover our local area and essential parts of its identity, as well as forge a new relationship between the agricultural  and urban worlds.

More Info and Source: Earthmarkets

La gastronomie bretonne en boîte !

33 Restaurants du Terroir® dans un coffret cadeauLe 12 mars, à travers le premier COFFRET GOURMAND régional, 33 restaurants labellisés du Terroir* proposeront de découvrir la gastronomie bretonne. Ce COFFRET GOURMAND offre une expérience gustative à deux au tarif unique de 75€. En bonus, chaque chef dévoile ses secrets à travers une recette, effectuée à partir de produits 100% Breizh…

Plus d’informations et source: espacedatapresse